"Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a todas las gentes"

Páginas

jueves, 8 de diciembre de 2011

Catequesis con cuentos - Conversión

En la catequesis de jóvenes y adultos hay un tema un poco difícil de afrontar. Hablar de la conversión, del propósito de enmienda y de todo lo que eso implica nos pone por delante más de una dificultad. Los cuentos sirven para los chicos y también para los grandes, así que les comparto ésta pequeña historia que seguro les podrá ayudar.

"Don Enrique quería mucho a su caballo. Diariamente le gustaba montarlo, y había designado a uno de sus trabajadores de más confianza para que lo tuviera siempre listo, y le prodigara el alimento y los cuidados necesarios para que aquel animal viviera tranquilamente.

Por aquellas cosas que uno no sabe explicar y que simplemente "pasan", el caballo de Don Enrique cayó a un pozo profundo, donde se pensaba construir una cisterna que proveyera del líquido vital al rancho de aquel buen señor...

Hicieron muchos esfuerzos para sacar al animal, pero todo parecía empeorar la situación. El caballo sufría, y a Don Enrique se le partía el corazón...

No viendo otra solución, y tratando de "aminorar el dolor" del animal, Don Enrique mandó a su trabajador que echara tierra sobre el caballo, sacrificándolo. Sin embargo, el animal, al sentir la tierra sobre su cuerpo, con grandes esfuerzos podía sacudírsela un poco, la tierra caía y éste, poco a poco, pero constantemente, trataba de salir de aquel problema.

Don Enrique se llenó de esperanza. A mayor cantidad de tierra, mayores esfuerzos, y mejores resultados. Así estuvieron hasta que, exhausto pero notablemente contento, el caballo salió, demostrando que se pueden superar las dificultades..."

Seguir a Cristo implica necesariamente un cambio de vida, dejar morir el "hombre viejo". Pero ese cambio no es fácil, ni tampoco instantáneo. Muchas veces hay recaídas y por lo tanto desánimo. De ahí que sea necesario luchar y dejarse ayudar por la gracia de Dios. Eso sí nunca "tirar la toalla", nunca renunciar ni echar la vista atrás. Cristo vino para hacer darnos vida abundante.
Hasta el Cielo.

P. César Piechestein
elcuracatequista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada